Cyberfefe reseña: Coup URBIS

Cyberfefe reseña: Coup URBIS

Foto Coup Urbis

Una corte es un lugar donde suceden muchas cosas. Más allá de los banquetes y las coronaciones, se esconden en las sombras las intrigas, secretos y negociaciones que pueden sostener un imperio o destruirlo. Y si de destrucción se trata, no hay mejor manera de derrocar al poder imperante que con un Coup (o golpe de estado en castellano).

Postal-DuqueDiseñado por Rikki Tahta, y editado en Argentina por El Dragón Azul, Coup: URBIS propone una temática steampunk para el muy conocido juego Coup, una re-interpretación que mantiene las mecánicas del original con una ambientación completamente diferente.

Al principio de la partida se le reparten dos cartas de personaje cada jugador, que representan su influencia sobre los miembros de la corte. Cada personaje tiene la capacidad de realizar una acción y algunos podrán bloquear acciones de otros. pero como todo se hace en las sombras los personajes se conservan boca abajo para que sólo el jugador que los posee sepa cuales son. Los jugadores recibirán dos monedas para poder pagar asesinatos o golpes de estado, pero podrá ganar más durante la partida. Cuando un jugador tiene diez monedas necesariamente tendrá que dar un golpe, lo que reduce en uno la cantidad de roles que otro jugador tiene y es completamente inevitable. Si un jugador se queda sin roles sale de la partida y el último en pié es el ganador. Como nadie puede ver cuales son los personajes del resto cada uno tendrá que decidir quien miente y quien dice la verdad. El juego consiste en deducir cuales son los personajes de los demás y usar esa información en su provecho.Postal-Asesina

En su turno cada jugador realizará una acción. Algunas son generales y pueden ser hechas por cualquiera, pero otras solo pueden ser ejecutadas por un personaje específico. En cualquier momento en el que alguien realice una acción de personaje o un bloqueo otro jugador podrá lanzar un desafío. Si el jugador que realiza la acción no puede mostrar al personaje que le permite hacerla, debe reducir su influencia y dejar boca arriba frente a si a uno de sus personajes. Pero si lo tiene y lo muestra, es su contrincante quien pierde un personaje, aunque el jugador vencedor tendrá que devolver al personaje al mazo y sacar otro al azar.

Postal-EmbajadorLas acciones libres son tomar una moneda, tomar dos monedas o dar un golpe de estado. De estas solo tomar dos monedas puede ser bloqueada por un duque.  Las acciones y bloqueos de cada personaje son más variadas, así que los voy a referir al manual para saber cual es cual.

El Coup: Urbis está buenísimo. Es muy rápido y entretenido, se juega de hasta seis personas en unos quince minutos y sirve tanto para jugadores nuevos como para gamers. La edición es excelente, la caja es liviana y resistente, impresa en colores y con plastificados que resaltan las ilustraciones. Hablando de eso, la edición tiene ilustraciones son originales, hechas por Alejo Vigliani, y que expanden el universo de la película Urbis de pronta aparición.

Resalto todo ésto porque es importante que los juegos de producción nacional comiencen a responder a los estándares de edición internacionales. Los jugadores queremos buenos juegos, componentes de calidad, bonitos y durables en el tiempo. Desde la caja a las monedas, el manual y las cartas, todo está pensado para satisfacer nuestro sentido estético y soportar los rigores de las partidas, y más de una persona que tiene el original seguramente querrá tener ésta edición por su ambientación e ilustraciones.Postal-Condesa

Como siempre digo, hay que jugar antes de comprar, y la edición vale el dinero que cuesta. Queda linda en la colección de cualquiera y resulta un muy buen regalo para amigos o familiares que aún no juegan. Así que en éste caso sigo recomendando: señor/a, invierta en la producción nacional. No se van a arrepentir.

set Coup Urbis

1

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

A %d blogueros les gusta esto: