Detective de Ludotecas: Caso 03 – El General

Detective de Ludotecas: Caso 03 – El General

Una nueva investigación nos lleva hasta la ludoteca de alguien conocido por todos en Geek Out como “El General”. ¿Encontraremos entre sus juegos la explicación del apodo? Vamos a averiguarlo.

Hoy: Ignacio Mochi

SONY DSC

Matías: La pregunta de rigor para comenzar las entrevistas es ¿De cuántos juegos se compone tu ludoteca?
Ignacio: Actualmente tengo 28 juegos. Realmente no son tantos, pero los que tengo me gustan mucho y suelo comprar muchas expansiones para ellos. Hace poco que entré al hobby pero el número está creciendo rápidamente.

M: ¿Cuál fue tu puerta de entrada al hobby?
I: Siempre fui un fanático de los juegos de computadora, pero nunca había jugado juegos modernos hasta que me volví a mudar a Buenos Aires (hace unos cuatro años). No puedo olvidarme de ese momento de iluminación. El primero fue el Arkham Horror. Recuerdo que lo jugué un par de veces seguidas y quedé impresionado de la complejidad del juego, la historia e inmersión que tenía y lo novedoso de todo el sistema. Ese fue el primer juego moderno que jugué y fue la primera vez que jugaba un juego que fuera de tan buena calidad, cooperativo, complejo, con historia y entre amigos Gamers.

M: Creo que todos hemos pasado por la fantástica sensación de enterarse de un instante al otro que existe un universo desconocido, lleno de juegos de mesa modernos. Es como volver a ser un niño con todo por descubrir. ¿Recordás haber tenido alguna experiencia similar al jugar los juegos clásicos?
I: El juego que más me marcó de mi niñez y aún conservo es el TEG. Recuerdo que papá se juntaba con sus amigos algunos días y se pasaban horas y horas jugando al TEG. Yo era muy chico y no me dejaban jugar, pero me encantaba verlos y trataba de pensar en porqué tomaban las decisiones que tomaban. La primera vez que me dejaron jugar fue un momento importante para mí, como si me hubieran dejado salir a bailar o algo así.

M: Siempre la primera muestra es gratis, pero eventualmente llega la primera compra. ¿Cuál fue el primer juego que compraste?
I: Apenas me mudé a Buenos Aires un amigo me introdujo a “La Academia de Coghlan”, un excelente grupo de Gamers con el que nos seguimos juntando. Con este grupo me empecé a juntar bastante seguido y ellos en ese momento jugaban World Of Warcraft TCG. Inicialmente utilizaba sus mazos y me fui enganchando con el juego. Cuando surgió una oportunidad me traje de USA un par de cajas de boosters y de ahí fue una espiral en picada. Quedé fascinado con el armado y la prueba de mazos.

Ignacio3

M: Un problema que tienen los TCG (Trading Card Game) y los LCG (Living Card Game) es que hay que tener un grupo de gente a la que le gusten tanto como a uno. Si alguien se entusiasma e invierte más tiempo que el resto pueden generarse diferencias de competitividad.
I: Nosotros jugábamos Raids particularmente. En este modo juegan varios jugadores (2 a 5) contra uno que maneja un mazo especial con reglas diferentes. En ese sentido es más sencillo integrar gente nueva al grupo o al juego. Sin embargo, ya a esta altura tenemos una serie de mazos especializados que cumplen tareas muy específicas y son más difíciles de utilizar para alguien que no conoce el juego. Creo que eso debe pasar con todos los TCGs por el modelo de juego.
Si jugamos PvP (1 contra 1) es más difícil hacer partidas parejas por lo especialista que son los mazos que tenemos, pero sigue resultando entretenido.

M: Más allá de la inversión de tiempo también se requiere una constante inversión de dinero para que el mazo no pierda vigencia. ¿Qué opinás de este modelo de negocios?
I: Realmente me gusta mucho. Creo que es una genialidad que funciona muy bien para ellos y para los Gamers que tienen algún grado de autocontrol. Creo que este sistema ayuda a brindar contenido más diverso a un precio más accesible y a que no sean todas las ludotecas iguales. Le da personalidad a cada colección.
La alternativa a este sistema es perder diversidad de contenidos en los juegos o que todo venga en la misma caja, con lo que se elevan los costos y dejas mucha gente afuera de este apasionante mundo.

M: Suele ser difícil la decisión entre comprar un juego nuevo o la expansión de un juego que ya se tiene. ¿Vos solés elegir la segunda opción?
I: En general me gustan tanto los juegos que me decido a comprar que me gustaría comprarles todas las expansiones que salen para ellos. Sin embargo, analizo cada una de las compras y algunas veces no compro algunas expansiones principalmente por el costo. Un ejemplo de esto son los nuevos modos del Mage Wars y los Tomos de Hechizos que salieron inicialmente. No tengo estas expansiones y no sé si las voy a adquirir.

M: Además del precio, ¿qué otro criterio usás a la hora de decidir comprar o no una expansión?
I: Varía dependiendo del juego del que estemos hablando. En el caso del X-Wing y el Armada, quiero poder sentir la batalla. Me gustaron mucho de chico los simuladores de PC de Star Wars y siempre quiero recrear con estos juegos las batallas de los juegos de PC. El ataque de un convoy, el abordaje de naves de transporte, el asalto a una base. En ese sentido el criterio es poder armar un grupo de naves que me resulte “Cinemático”. Lo mismo me ocurrió con el juego de miniaturas de Axis and Allies.
En el caso del Star Wars LCG y del Mage Wars, me gusta tener un pack de cada uno para experimentar con el armado de mazos. Con el Imperial Assault me gusta tener uno de cada uno para maximizar la rejugabilidad y poder variar más las campañas.
En el caso de los juegos de mesa como el Eclipse, Small WorldPandemic el criterio fue la rejugabilidad y el agregado de mecánicas interesantes. Aunque en particular en el Eclipse, la expansión del número de jugadores a nueve fue lo más atractivo.

M: ¿Cuál considerás que es la característica principal de tu ludoteca?
I: A ver… Veamos si puedo hallar alguna presente en la mayoría… Me gustan los juegos complejos, pero rápidos. No me gusta el tiempo de espera (Down-Time) en un juego así que es una característica que trato de evitar en mis juegos. Me gustan las miniaturas y las cartas, así que tengo varios juegos con esas características. Sin embargo, creo que los juegos modernos que tengo en mi pequeña ludoteca se caracterizan mayormente por “contar historias intensas”: las épicas batallas de la tierra media mientras Frodo lucha con su extrema voluntad para llevar el anillo (War of the Ring y Lord of the Rings TCG); los desafiantes Sith, enfrentando a los engreidos Jedis con sus maquinaciones en medio de una guerra estelar entre el Opresor Imperio Galáctico y los Insurgentes Rebeldes, condimentada con las rivalidades entre mercenarios y contrabandistas (Star Wars: LCG, X-Wing, Armada, Imperial Assault); la salvaje carrera por el dominio galáctico de 9 razas o facciones en un universo a ser descubierto (Eclipse); la desesperante carrera por evitar la extinción de la raza humana al pie de múltiples brotes de agresivas enfermedades devastadoras (Pandemic), etc.
Podría seguir todo el día así, jajaja. En definitiva me gustan mucho los juegos en los que me puedo involucrar. Igualmente tengo muchos juegos ligeros también para cuando uno tiene poco tiempo o está jugando con alguien que no está acostumbrado a juegos complejos.

M: Podría decirse que muchas de esas “historias intensas” que mencionas forman parte de universos famosos; ¿tenés preferencia por temáticas de las que sos fanático previo a los juegos?
I: Es posible. Pero no sé si generalizaría el análisis. El Señor de los Anillos y La Guerra de las Galaxias fueron dos mundos extremadamente atractivos para mí y los juegos que salen de esas dos franquicias tienen varios puntos a favor. Pero creo que en parte los tengo porque dieron justo en la tecla con el estilo, mecánica e innovación en esos juegos en particular.
Por ejemplo, El TCG del Señor de los Anillos lo compré porque como ya no se edita estaba muy barato y ya antes de adquirirlo me gustaban mucho los juegos de cartas. Ya jugaba WoW TCG y tenía mazos propios. También había jugado el juego varias veces online y con amigos antes de comprarlo. Cuando Compré el X-Wing ya tenía el de miniaturas de Axis and Allies y me gustaba mucho. Cuando Compré el Imperial Assault ya me encantaba el Descent 2.0 y no lo tenía solamente porque ya varios amigos lo tenían.
En definitiva, varios de esos juegos los sacaron sobre sistemas que ya me gustaban mucho y realmente tienen componentes de excelente calidad.
Te diría que suma puntos, pero no hace que compre todo lo que salió de esas franquicias. Un ejemplo de esto es el nuevo LCG del Señor de los Anillos que sacó FFG. Si bien me parece interesante y me gusta el arte, el juego no me termina de convencer y no lo planeo adquirir.

M: Con el Risk Legacy se inició una nueva ola de juegos en la que a medida que los jugás, la historia avanza y genera cambios permanentes en los componentes del juego. Dado que las historias son tan importantes para vos, ¿tenés o probaste algún juego de estilo Legacy?
I: Todavía no probé ninguno de esos juegos. Me parece una buena propuesta aunque no concilio todavía el hecho de que alterás el juego después de jugarlo una vez hasta el final. Creo que entra en conflicto con la característica de “coleccionable” que le asigno a mis juegos. Me parece que tenés que tener un grupo muy definido para comprar un Legacy. Pero sin duda me prendería a jugar uno si alguno lo comprara.

M: Hablando del aspecto coleccionable de los juegos, una característica de muchos de tus juegos es el uso de miniaturas; ¿las usás sólo para jugar o tienen un lugar destacado en alguna vitrina?
I: Por ahora las uso sólo para jugar porque estamos alquilando y no quiero comprar muebles adicionales decorativos y tener que mudarlos dentro de poco. Pero me gustaría tener una vitrina exponiendo las miniaturas de todos los juegos. Tengo una serie de miniaturas decorativas de plomo de Planeta D’Agostini que me gusta mucho pero no la tengo expuesta en la casa por el mismo motivo.

SONY DSC

M: ¿Qué tiene que tener un juego para ser sumado a tu ludoteca?
I: Buena calidad de producción, bajo tiempo de espera cuando estás fuera de tu turno y sobre todo una potencial historia o temática que me resulte interesante. Es por eso que no tengo juegos como el Agrícola en mi colección, que tiene excelente calidad de producción y mecánicas interesantes, pero ocurre en un contexto que no me resulta atractivo.

M: ¿Hacés mucha investigación previa a la hora de elegir que juegos comprar?
I: Estando en Argentina nos resulta difícil a todos acceder a juegos de mesa específicos extranjeros. Así que las compras las planifico mucho en general. Lo más determinante para mí suelen ser los videos de “review” y “unboxing”. Los manuales los suelo bajar en PDF y leer en el subte cuando ya estoy casi decidido para quitarme dudas y ya aprenderlo a jugar. La calidad de producción es algo que tiene mucho peso en mi selección así que hay algunas empresas que se lograron ganar un peso importante en mi proceso selectivo. Fantasy Flight Games (FFG) es una empresa que para mí es casi garantía de calidad de producción. De ellos tengo varios juegos y probablemente el número crezca, aunque su modelo de negocios probablemente me arruine…
En cuanto a los diseñadores, no es un patrón de selección para mí. Creo que los juegos que tengo no presentan un patrón en ese aspecto, aunque si Vlaada Chvátil saca un juego nuevo no voy a resistirme a investigar un poco…

M: Pocas personas disfrutan de leer manuales, sobre todo manuales de juegos complejos como los de Fantasy Flight. ¿Las reglas son algo que disfrutás leer?
I: Sí. En los casos en los que ya estoy casi convencido de adquirir el juego o que estoy esperando que me llegue el pedido, disfruto mucho de esa lectura como preámbulo del juego. Además hay dos factores adicionales que me llevan a leer los manuales. El primero es que la evolución de la claridad de los manuales es muy notable y muchas veces el balance del juego pende de unas pocas reglas que se nos escapan. Por eso trato de conocer las reglas lo mejor posible para que los jugadores no tengamos una impresión de que el juego no está balanceado porque eso lleva a que uno no lo quiera jugar con tanta frecuencia.
El segundo punto importante para mí es que me pasó varias veces que me siento a jugar algún juego nuevo que trae un amigo para probar y nunca antes leyeron el manual. Esto lleva a una dispersión del enfoque del grupo y no puedo evitar pensar que en ese tiempo podría estar jugando un filler. Por eso trato de ya entender el juego lo mejor posible antes de sentarme con amigos a jugarlo.

M: ¿Ya tenés analizadas las próximas compras?
I: Seguramente las más inmediatas sean expansiones de los juegos de FFG (SW LCG, Armada, X-Wing) y de Mage Wars.
Como pude comprar juegos hace poco no tengo una lista de los próximos juegos a adquirir, pero vi que sacaron una nueva evolución del Queen´s Gambit que se llama “Star Wars: RISK” y estoy viendo si me convence. No me gusta el RISK pero por lo que vi, este juego sólo tiene el nombre. No tiene nada que ver con el RISK clásico. Parece que van a producir una edición especial llamada “Black Series” así que voy a mantener el radar activo en esa dirección.
También jugué recientemente el Summoner Wars y me gustó bastante. Nunca lo compré porque creía que competía en el segmento Mage Wars, pero ahora que lo probé me parece que es bastante diferente la base de jugadores que tiene y lo estoy considerando como posible compra.

M: ¿Cuál es el juego favorito de tu ludoteca?
I: Por suerte eso va cambiando con el tiempo. Probablemente porque el hobby es relativamente nuevo para mí. Hoy en día disfruto muchísimo el Imperial Assault, sin embargo, no creo que nada supere en el corto plazo la emoción que me genera una batalla masiva de X-Wing con objetivos y varios jugadores.

SONY DSC

M: ¿Tenés alguna rareza o juego poco conocido para recomendar?
I: No sé si rareza, pero el Forge War es un juego poco conocido de Kickstarter que disfruto mucho jugar y compré por corazonada, porque todavía no había muchos videos del juego final cuando lo conseguí.

M: Es un muy buen euro disfrazado de ameritrash. ¿Estás de acuerdo con esa descripción?
I: Sí, creo que es bastante acertada. Y creo que esa descripción también podría aplicarse al Eclipse si podemos convivir con que un Euro tenga combate directo.

M: Además del TEG, ¿tenés juegos de industria nacional?
I: El único juego moderno que tengo de industria nacional fue adquirido recientemente. Es el “1653: Marineros y Mercaderes”. Es un juego que diseñaron y produjeron unos amigos y me gustó mucho por la calidad de producción, el estilo y mecánicas que usaron. Es un Deckbuilder de piratas que recomiendo probar.

M: Para finalizar, ¿cómo imaginás el futuro de tu ludoteca?
I: Yo creo que seguirá creciendo. Hace poco nos mudamos a una casa más grande así que tenemos un poco de margen y luego tendré que poner más estanterías. No creo que venda ningún juego ahora que ya tengo afinado mi proceso de selección.
Por otro lado, Franco, mi hijo de 3 años, va a empezar a ser un factor de decisión en la compra de juegos de mesa dentro de poco también por lo que se irá modificando la composición de la ludoteca en los próximos años.

M: ¿Tenés en vista comprar juegos para niños o pensás enseñarle de chico a jugar al TEG como hiciste vos?
I: Jajaja. Por ahora tenemos el Spot It Jr. Le estamos enseñando a cuidar los juegos y juguetes e induciendo reglas para que juegue con consignas claras. Tengo una serie de juegos en vista para comprar el año que viene y ya tengo planeado el solapamiento con juegos un poco más complejos dentro de unos años a través de juegos cooperativos, como el Forbidden Island y Mice and Mystics. Pero para esa etapa faltan un par de años más.

M: Muchas gracias Ignacio por prestarte a esta investigación.

 

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*