Detective de Ludotecas 08 - Lucas

Por Matías Saravia Juegos de Mesa Notas Entrevistas Detective de Ludotecas

En esta edición viajamos hasta Santa Fe para demostrar que no solo en Buenos Aires hay ludotecas surtidas e interesantes para investigar.Hoy: Lucas PiccoliDSC_5920 luzMatías: ¿Cuántos son los juegos que componen tu ludoteca?Lucas: Actualmente, mi ludoteca tiene alrededor de 140 juegos y 33 expansiones.M: ¿Cómo fue tu iniciación en el hobbie?L: El primer juego moderno que jugué fue también el que inició mi ludoteca. Fue Last Night on Earth, allá por marzo de 2011. Es un juego asimétrico de temática zombie que recrea una película de terror de clase B de una manera muy efectiva. Entra directo en la categoría de juegos temáticos americanos donde la ambientación es fundamental, y se nota. Las cartas, en vez de tener ilustraciones, están hechas con fotos muy bien logradas, los personajes son los estereotipos clásicos del cine Z, y viene con una banda sonora en CD para acompañar las partidas. Lo vi de casualidad en Thinkgeek y como nunca había visto nada igual, ver fotos con las miniaturas, el tablero modular, y la promesa que ofrecía de recrear una historia de supervivencia en un mundo postapocalíptico me atrajeron al instante. Ahí nomás me puse averiguar en dónde lo podía comprar, y un tiempo después encontré la página de 2de6 que lo tenía en stock. Todavía me acuerdo de cuando abrí la caja por primera vez y todo me pareció increíble.De ahí en adelante me fui metiendo de lleno y sin retorno en el hobby.M: Evidentemente el género zombie atrae mucho a los nuevos jugadores. Muchos de los entrevistados previos comenzaron su ludoteca con el juego Zombies! ¿tuvo un papel importante la temática a la hora de elegir tu primer juego?L: El género zombie está hoy muy agotado en todas sus expresiones, pero en esa época estaba en pleno renacimiento. Hoy como temática en sí, ya no me atrae por sí sola hacia un juego, pero si el título tiene mecánicas interesantes y crea una experiencia memorable ya lo empiezo a considerar para la ludoteca, como fue el caso de Dead of Winter que se enfoca más en los supervivientes, sus conflictos y miserias, y no tanto en los zombies, logrando un estilo muy similar a The Walking Dead.DSC_5875M: Una vez que se tiene el primer juego, el segundo problema a resolver es convencer a alguien para jugarlo, ¿cómo fue tu experiencia de sumar gente al hobbie?L: Empecé estrenando mis primeros juegos con un grupo de amigos con el que hace años nos reunimos todos los jueves a comer algo y charlar. Por suerte se coparon y hasta el día de hoy jugamos bastante seguido a todo tipo de títulos. Desde ahí comencé progresivamente a jugar también con otros amigos, con mi familia, y con mi novia. Con el tiempo, fui encontrando a gente que ya estaba en el hobby y creamos casi al instante un nuevo grupo especializado donde nos reunimos dos o tres veces por semana. Por último, siempre a donde voy llevo una mochila con juegos por si se da la oportunidad de armar una partida.M: Previo a descubrir el Last Night on Earth, ¿solías jugar algún otro juego?L: En la ciudad de Santa Fe, donde vivo desde hace unos 15 años, siempre fue popular Magic The Gathering así que eso era lo único que conocía hasta el momento, dentro de lo que se puede considerar moderno. Un amigo que era juez (de torneos de Magic), me apuntó hacia mi segunda compra: Dixit. Me contaba que los jueces lo jugaban con cartas de Magic después de los torneos, así que miré unos videos para ver de qué se trataba el juego y me intrigó mucho la premisa. Hasta el día de hoy creo que es el que más me resultó a la hora de evangelizar el hobby, ya que conecta instantáneamente con todo tipo de personas ajenas al mundo de los juegos de mesa modernos y les deja entrever que puede haber experiencias nuevas, infinitamente mejores a Monopoly o TEG.M: ¿Jugaban Dixit con cartas de Magic? Nunca lo había escuchado, pero no suena muy compatible.L: Nunca lo probé pero aparentemente funcionaba. Seguro no era tan sinérgico como los mazos oficiales de Dixit que no sólo están específicamente testeados para funcionar de forma ambigua y coherente, sino que son muy surrealistas y cada carta tiene muchos detalles y lecturas diferentes. Capaz además del arte usaban otros detalles de la carta (nombre, tipo, habilidad, etc) y eso combinado con el gran conocimiento de Magic que tenían, más los chistes internos y todo el metajuego que puede haber en un grupo tan específico, lo hacían funcionar.M: Usaste un verbo que también suelo usar bastante cuando me refiero a invitar a nuevos jugadores al desconocido mundo de los juegos de mesa, evangelizar. ¿Es importante para vos promover los juegos de mesa?L: Siempre busqué tener juegos que se adaptaran a todo tipo de grupos, ocasiones, ambientes, temáticas y complejidades. La idea es poder ofrecerle a todos mis amigos, familiares y conocidos una experiencia que disfruten y que se ajuste a los gustos y expectativas de cada uno. Una de las cosas que más disfruto es pensar qué juegos llevar cuando tengo una reunión o viene gente a casa. Siempre observo las reacciones alrededor de la mesa y voy ajustando los parámetros y tomando nota mental de qué juegos funcionan, cuándo y para qué públicos.M: Los euros suelen considerarse mejores para ingresar al hobbie, pero mucha gente se inició con ameritrash, ¿tenés alguna preferencia entre ellos?L: En principio te diría que tiendo más a los euros de peso medio. Más allá de eso, mi foco está en la diversidad: busco un balance entre eurojuegos y ameritrash, abarcar todos los rangos de jugadores, tener variedad de mecánicas y temáticas, tamaños de caja y tiempos de juego, y tipos de experiencia. Últimamente me estoy dando cuenta que tengo cada vez más juegos de diseñadores franceses. Me parece que encontraron el punto medio que me gusta entre el alemán más seco y mecánico y el americano más temático y trashero.M: Una de las críticas que recibo más seguido de jugadores casuales es que siempre les presento nuevos juegos en lugar de jugar algo que ya les enseñé. ¿Cómo manejas el jugar juegos nuevos versus volver a jugar los primeros juegos de tu ludoteca?L: Es cierto que las novedades están siempre más en foco, sobre todo dentro de la peña de juegos de mesa, donde ya todos conocen los clásicos. Pero esos primeros juegos no quedaron olvidados, tarde o temprano los vuelvo a recuperar y a redescubrir con nuevos jugadores dentro de otros grupos de amigos, o con mi familia.Justamente hace poco se dio una excelente oportunidad de devolverlos a la mesa. Con mi grupo regular de juegos estamos armando un club abierto de juegos de mesa en Santa Fe, y empezamos reuniéndonos todos los miércoles en una comiquería, tratando de convocar a todo el que tenga ganas de jugar y conocer el hobby. Ahí empecé a llevar nuevamente los clásicos, ya que es una ocasión ideal para reestrenarlos junto a una nueva audiencia que los experimenta por primera vez. Por ahora empecé con 7 Wonders, Carcassonne, y también los juegos argentinos de diseñador que tengo, para ver si se popularizan en la tienda. Al Last Night on Earth lo quiero volver a jugar para probar un par de expansiones que no pude estrenar, así que estoy releyendo los manuales.DSC_5886M: ¿Tenés muchas o pocas expansiones?L: Más bien pocas. Según mis cálculos, un 20% de mi ludoteca son expansiones.M: ¿Cuál es tu criterio a la hora de comprar expansiones?L: Un factor importante es que no sean difíciles de agregar al juego base. Si tienen reglas complicadas, alargan mucho la experiencia, o resultan abrumadoras para nuevos jugadores, trato de esquivarlas. En general, para que se justifiquen, uno tiene que jugar seguido a un mismo título con el mismo grupo hasta llegar a experimentar todo lo que el juego base tiene para ofrecer. Su principal función para mí es rejuvenecer y dar longevidad a los títulos más jugados. Como no tengo prácticamente títulos que se jueguen regularmente, ni tampoco dentro de los mismos grupos, me resulta difícil integrar expansiones.Me gustan mucho las que ofrecen variedad sin alterar demasiado las reglas y pueden agregarse sin que los nuevos jugadores noten el juego más pesado. Por ejemplo Smash Up y Smallworld tienen excelentes expansiones con esas características y por eso las pude aprovechar bien.Hay títulos que tienen expansiones consideradas fundamentales, que los mejoran mucho y los llevan a otro nivel. Esas también las considero casi indispensables como Kingsburg: To Forge A Realm y Scoundrels of Skullport del Waterdeep.M: Siendo que le das tanta importancia a la experiencia de los demás, ¿hay algún juego que te guste a vos y no hayas jugado todo lo que quisieras?L: Flashpoint Fire Rescue, Summoner Wars, Castles of Burgundy (un sacrilegio no jugar más seguido a este), Descent Viaje a las Tinieblas, X-Wing, Race for the Galaxy. Ninguno se jugó poco por no gustar, sino más bien porque no se dio la oportunidad. ¡Pienso corregir eso en el futuro!M: ¿Tenés alguna teoría de por qué no se juegan tan seguido?L: Creo que sí hay un factor común. Las reglas en esos juegos no me quedan frescas en la memoria cuando pasa el tiempo. A veces coinciden la oportunidad y las ganas de jugarlos, pero no hay tiempo para estudiar de nuevo el reglamento. Entonces termino yendo a otros que conozco mejor.Con casi todos estos me ha pasado de leer al detalle las reglas antes de una noche de juegos, llevarlo en la mochila y después por una razón u otra no se juega, pasa el tiempo y me vuelvo a olvidar las reglas. Es esencial jugar una partida inmediatamente después de aprender el reglamento para fijarlo bien en la memoria. Alchemists va por el mismo camino. Leí dos veces el reglamento (que es largo y complejo) y miré un par de videos con resúmenes de reglas y se pincharon dos oportunidades de jugarlo, con lo cual está por entrar en ese espiral de frustración de “no me acuerdo las reglas porque no lo juego, y no lo juego porque no me acuerdo las reglas”.M: Las primeras partidas de un juego tienen tendencia a no ser las mejores, ¿disfrutas más de jugar juegos nuevos o volver a jugar juegos que ya probaste?L: Aprender reglas nuevas es una parte del hobby que me gusta, y también poder ver de qué se tratan las novedades más aclamadas por la crítica. Pero sin duda disfruto más las segundas, terceras y posteriores partidas que las primeras. Por eso prefiero rejugar varias veces un título para ver qué encuentro en cada nueva partida, y descubrir la profundidad que hay escondida después del primer acercamiento. Otra ventaja de rejugar mucho un juego es que no necesitás repasar las reglas y al tenerlas muy internalizadas ya no interfieren en la partida. Todo fluye más naturalmente y la experiencia es más inmersiva.DSC_5892M¿Cuál es el juego favorito de tu ludoteca?L: Imposible elegir uno solo porque no hay uno que sintetice todo lo que para mí representan los juegos de mesa modernos, y además no los encuentro comparables entre sí. También tengo juegos que llegaron hace poco y no los jugué lo suficiente como para saber si van a convertirse en favoritos o no. Así que voy a hacer trampa en esta pregunta y voy por un top 5 hasta la fecha, sin orden en particular: Smallworld, Splendor, Deus, Five Tribes, Seasons.M: En ese top 5 hay un espectro bastante amplio de juegos. Veo en común que 3 tienen cuestiones espaciales en un mapa (Smallword, Deus, Five Tribes), pero creo que algo que todos tienen en mayor o menor medida es el concepto de hacer combos. ¿Encontrás algún otro factor común entre ellos que los haga tus favoritos?L: Con respecto a la cuestión espacial, es cierto, es un elemento que me gusta, pero que no es determinante cuando elijo nuevos juegos. Lo de armar combos está muy presente en Seasons y también Deus lo incorpora de una manera muy interesante al permitir reactivar cartas que ya jugaste cada vez que jugás una nueva. Hay dos aspectos comunes que encuentro entre los 5 pero que no había pensado a priori. Uno es que son más tácticos que de estrategia a largo plazo y el otro es que son mecánicamente simples, pero muy rejugables porque la configuración de cada partida es distinta. Mis juegos favoritos suelen lograr mucha profundidad y rejugabilidad sin apelar a mecánicas complejas.También en esa lista hay tres de construcción de tableau (Splendor, Deus y Seasons) que es una mecánica que me estoy dando cuenta que me gusta mucho. En esa categoría tengo también Imperial Settlers, Elysium y Race for the GalaxyM: Además de estas características, ¿hay alguna otra particularidad que necesite tener un juego para sumarlo a tu ludoteca?L: Una característica que busco es que el juego sea un clásico consagrado de la industria o sino un título relativamente nuevo que haya llegado para quedarse en el mainstream. Eso le da a la ludoteca un estilo “grandes éxitos”, con pocos juegos oscuros o desconocidos. Así voy oscilando entre Stone Age y Lords of Waterdeep, o Power Grid y Colt Express. También priorizo pulido y elegancia en las mecánicas, calidad en arte y componentes, y riqueza de la experiencia ofrecida.M: ¿Cómo evaluás si un juego es un "gran exito" o no?L: El ranking de la BGG es siempre una guía, porque el top 500 es de alguna manera una garantía de calidad. No quiere decir que todos esos títulos me vayan a gustar o sean adecuados para mí. Hay muchos juegos que están altos en la lista y que no me atraen para nada. Sí los probaría para ver de qué se tratan, a lo mejor descubro un nuevo favorito. Por ejemplo, Through the Ages y Brass están altos, pero no me llaman la atención.También están los premios, que si bien hay que tomarlos con pinzas, hacen que un juego tenga más notoriedad en la industria. Sigo a los Spiel des Jahres y los Dice Tower Awards.Una guía es también qué tanto se los sigue mencionando pasado un año o más. Sobre todo si se vuelven un patrón con el cual medir o comparar nuevos títulos similares.Por último también miro mucho las listas de Top 10/50/100 de varios medios especializados y presto atención a los que se repiten mucho entre esas listas. También hay varias de “juegos esenciales que todo jugador debería tener”, o “los 10 mejores juegos introductorios” que son útiles como referencia.M: Fuera de  los títulos consagrados, ¿tenés alguna rareza o juego poco conocido?L: Viva Java The Coffee Game, The Dice Game: Mi única adquisición por Kickstarter, es un juego de dados muy interesante. Tom Vasel lo llamó Yahtzee con árbol de tecnologías y es una descripción bastante acertada. Si las reglas fueran más intuitivas y el juego tuviera un poquito más de streamlining, sería un clásico. De todas formas, está muy bien logrado y lo disfruto un montón.Mystery Express: Una especie de Clue sobre rieles de la mano de Days of Wonder. Parecido al Mystery of the Abbey, pero con una ambientación que me gusta muchísimo (básicamente Poirot en el Orient Express). Saca todo lo tedioso de Clue y deja lo esencial. Es un poco largo y las reglas son medio difíciles de recordar, así que sale poco. Hace poco compré el Sleuth que a su vez lo destila a las mecánicas peladas, casi sin temática. Dan King (Game Boy Geek) lo recomendó mucho y la verdad no me decepcionó.M: Es interesante como algunos juegos modernizan clásicos. Mencionaste al Mystery Express como reemplazo del Clue, ¿hay algún caso similar con otros juegos de tu infancia?L: En general todos fueron superados o reemplazados por diseños modernos que toman la idea original, le quitan todo lo que les sobra, liman asperezas e incorporan novedades. Por ejemplo, estoy pensando reemplazar Pictionary por Pictomania de Vlaada Chvátil, aunque es fundamental conseguirlo en español para poder disfrutarlo con todo el mundo. Otro caso que para mí es emblemático es el Smallworld, como reemplazo del Risk o TEG, que soluciona todos los problemas que para mí tenían esos juegos.DSC_5857M: ¿Tenés juegos de industria nacional?L: Sí, hace poco compré el Kinmo que es excelente, tanto en componentes como en mecánicas. También tengo Días de Radio que es muy bueno, pero ya es más para grupos específicos donde todos se sientan cómodos narrando. Salen historias muy delirantes. El arte es impecable. También tengo Oni pero no lo pude jugar mucho, porque es un poco complejo para los jugadores más casuales, pero muy random para jugadores más avanzados. Además mi cerebro colapsa cuando memorizo posiciones y después todas esas cartas rotan. De todas formas le quiero dar más oportunidades. El arte me gusta mucho, y también la idea detrás del juego. Red7 es un diseño extranjero, pero editado localmente por Bureau de Juegos y me gusta mucho, suelo recomendarlo seguido. En futuras compras tengo en mente Conejos en el Huerto de Marcantoni (me pareció súper sólido y disfrutable), Jardines de Babilonia y Los viajes del Capitán Foucault. Hay muchos que sólo los conozco de nombre y todavía no pude probarlos, pero he visto como está creciendo la industria local en calidad y cantidad de diseños y me pone contento el futuro de la industria argentina. Todavía creo que nos falta un título insignia que represente a nuestro país en el exterior. Si se me permite soñar, un título que llegue al top 100 de la BGG.M: Para cerrar, ¿cómo imaginas el futuro de tu ludoteca?L: Estimo que seguirá creciendo, pero a una tasa menor. Me gustaría poder jugar más los títulos que ya tengo antes de seguir incorporando nuevos. Eventualmente me quedaré sin espacio y tendré que vender los que menos salgan a la mesa o hayan cumplido su ciclo. Tarde o temprano sí voy a tener que invertir en un mueble a medida que aproveche el espacio al máximo y los proteja más de la humedad, el polvo, el calor.M: Muchas gracias Lucas por permitirnos investigar tu ludoteca y ver que hay vida lúdica en todo el país.