Reseña Conejos en el Huerto

Por Ezequiel Witty Winter Juegos de Mesa Reseñas nacionales

 

Luis Marcantoni es uno de los diseñadores de juegos mas reconocidos del mercado nacional, autor de “La Piramide del Faraón“, “L.E.D. – Lógica, Estrategia, Deducción” y “Nuevo Mundo“. En esta ocasión es el turno de hablar de su último lanzamiento, “Conejos en el Huerto“, un juego de mecánicas sencillas pero de gran profundidad estratégica, sin intervención del azar y ganador de la edición 2017 de los premios Alfonso X. Veámoslo en mas detalle…

Título: Conejos en el Huerto
Diseñador: Luis Fernando Marcantoni
Arte y diseño gráfico: Celeste Barone
Editorial: Ruibal Hermanos S.A.
Jugadores: 2 a 4 jugadores, a partir de 8 años
Duración: 20 a 40 minutos

Componentes

Conejos en el Huerto consiste de un tablero modular circular formado por un centro y 7 piezas de borde que se colocan de forma aleatoria antes de empezar la partida. Una vez armado el tablero queda dividido en 14 sectores, sobre los cuales se colocara un token numérico también en forma aleatoria, asegurando que cada partida sea diferente, pero al mismo tiempo concentrando toda la intervención del azar en el setup inicial. Esto hace que una vez empezado el juego el resultado dependerá pura y exclusivamente de la planificación de los jugadores. El juego también trae 8 meeples de conejo fabricados en PVC flex atóxico (2 por jugador), una pieza de perro en goma eva, 120 fichas de hortalizas y 12 tarjetas de puntuación. Es destacable que todos los componentes son de muy buena calidad, algo que lamentablemente todavía es un poco inusual en la industria nacional.

 

 

El Juego

Cada jugador controla a una pareja de conejos con el objetivo de conseguir la mayor cantidad de puntos a través de las fichas de hortalizas. Pero ¡atención!, si se llegaran a acabar las fichas de una variedad de hortalizas, los puntos que entrega cada ficha bajaran sustancialmente, ¡incluso podrían no valer nada!. Esto es una vuelta de tuerca interesante que le agrega mucha estrategia al juego. Para mayor variabilidad, trae tres tipos de tarjetas de puntuación representando las 5 hortalizas junto con los puntos que entregará cada ficha de la misma: en caso que se hayan acabado y en caso que no.

La mecánica es muy simple, luego de armado el tablero se colocan los conejos y el perro en sus posiciones iniciales. En su turno cada jugador deberá elegir cual de sus conejos va a mover y como se va a mover, teniendo dos opciones disponibles: un movimiento gratuito en función de la posición de sus conejos y otro que involucra pagar con una ficha de hortaliza. Si el conejo queda en la casilla del perro, deberá volver a moverse la misma cantidad de sectores y luego ubicar al perro bloqueando una hortaliza. Al finalizar el movimiento recibirá entre 0 y 3 fichas de hortalizas de acuerdo a la posición final de sus conejos y del perro.

Conclusión

Con unas reglas super sencillas y fáciles de explicar, Conejos en el Huerto logra ser un juego rápido pero a la vez muy estratégico y desafiante. A pesar de que a primera vista uno podría pensar que se trata de un juego infantil, lo cierto es que funciona bien con niños pero aún mejor con adultos. Es ideal si se esta buscando un juego completamente mental donde cada movimiento condiciona completamente los próximos, con interacción indirecta que permite bloquear los planes de tus contrincante o incluso desvalorizar sus hortalizas haciendo que se acaben las fichas de una variedad. En el lado negativo podemos mencionar que, al poder planificar tus jugadas con mucha previsión, puede dar lugar a jugadores con AP (análisis paralisis), pero se mitiga bastante gracias a que uno puede ir pensando sus movimientos en el turno de los demás jugadores, por lo cual en mi opinión personal es un juego que no puede faltar en la ludoteca y un merecido ganador del premio de este año.