El Planeta de los Simios y el problema del spoiler

Por Nicolás Barroso Literatura

Difícilmente alguien hoy diga “no me spoilees el Planeta de los Simios”. Sería rarísimo que algunas de las personas con las que nos relacionamos no hayan visto las referencias de la película de 1968 en Los Simpsons ( ya sea en el capítulo que Troy McClure se casa con Selma o en el que Homero es astronauta). Si por caso estás leyendo esto y no sabés nada del giro final podés considerarte como una excepción a la regla, posees un regalo único: el de la sorpresa frente a uno de los desenlaces más cantados de la historia del cine. Pero lo veo muy difícil, como dije antes tendrías que haber evitado ver a Los Simpsons en los 90´s y la nueva trilogía que arrancó allá por 2011. Si es tu caso dejá de leer esto y andá a buscar la novela porque acá vamos a hablar de ella y de su final.

El escritor francés Pierre Boulle (1912-1994) prestó servicio como soldado en la Segunda Guerra Mundial. Mientras participaba de la ocupación de Indochina en 1943, fue capturado y sometido a trabajos forzados de por vida. Un año después logró escapar y viajó a Calcuta como soldado de las Fuerzas Especiales. Terminada la guerra, Boulle regresó a París y se dedicó a la escritura. En 1952 publicó su tercera obra (El puente sobre el río Kwai), la que le dio reconocimiento a nivel mundial, llevada a la pantalla grande unos años después. Pero fue El planeta de los simios lo que lo llevó al ámbito de la ciencia ficción. Este libro de 1963 quedó eclipsado por las películas, series de televisión y comics que se basaron en ella. Lo cual configura una injusticia ya que es una novela fuerte que bien vale la pena leer. 

El libro se reeditó muchas veces gracias al éxito de la primera película

El libro se reeditó muchas veces gracias al éxito de la primera película

La premisa es simple pero rendidora: un grupo de astronautas viaja por el espacio y llega hasta un planeta gobernado por simios inteligentes, allí los humanos no saben hablar, son esclavizados y sometidos a experimentos por el gobierno simiesco. Como toda obra del género hay una sátira a la política cotidiana y al poder, siguiendo la misma línea de Los Viajes de Gulliver. Sumado a una sutil advertencia sobre los peligros de una futura guerra nuclear y a la devastación de la tierra, algo propio de los relatos durante la Guerra Fría. En todo caso hay un mensaje que podríamos indicar como “ecologista” sin llegar a lo panfletario: los humanos proceden de manera irresponsable, su orgullo los condena a seguir consumiendo recursos y dan por sentado que siempre estarán en la cima de la cadena alimentaria. Que ninguna otra especie puede llegar a sustituirlo.

Donde fallaron los hombres triunfan los simios. Las distintas etnias humanas mantienen conflictos de todo tipo mientras que en el planeta Soror (“hermana” en latín) las tres razas (chimpancés, gorilas y orangutanes) cohabitan y cooperan en un proyecto en común. Reconocen y hacen un buen uso de sus diferencias. No así del miedo frente a lo desconocido; ya que los simios vacilan en revisar sus creencias y prefieren negar la existencia de inteligencia del otro si eso perjudica su proyecto (Boulle utilizó sus experiencias en el campo de concentración para narrar las penurias de los humanos en su novela).

Green lantern

Crossover con Linterna Verde (Si, esto sucedió)

Si llegaste hasta acá entonces es porque sabés que el planeta de los simios es el planeta Tierra, por alguna u otra razón lo sabés. Esto nos puede hacer pensar en la importancia que tiene o no el spoiler, se me ocurren algunas preguntas ¿Cuál es el plazo que uno debe respetar para que no se considere spoiler? ¿Sólo si la obra es nueva? ¿Si tiene más de cuarenta años y te cuento el final es spoiler? ¿es una cuestión de tiempo o de desconocimiento del otro? ¿En una cena con amigos se puede decir que Darth Vader es el padre de Luke aún si hay gente que nunca vió la película?.
Lo importante en todo caso será el viaje y no el final aún cuando éste sea un giro de guión. Por mi parte yo ya sabía gracias a Homero de esta revelación (“El único peligro sería que nos enviaran a ese terrible planeta de los simios… momento ¿la Estatua de la Libertad? ¡Era nuestro planeta!). Cuando vi por primera vez la película de los 60´s y llegó la escena final de Charlton Heston gritando y condenando a todos en la playa sentí un estremecimiento, la experiencia hubiera sido distinta tal vez si no hubiese sabido el final pero no dejó de ser menos significativa ya que el astronauta descubre una doble verdad, que nunca había abandonado la Tierra y que ésta había sido destruida por los humanos.

Boulle

Pierre relajado y fumando

La novela de Boulle abrió un camino importante para el género en Europa y en el mundo (gracias a las películas y series de televisión se amplió el número de espectadores de ciencia ficción), aunque sean más reconocidas las remakes y sepamos mucho de lo que va a suceder en la historia no deja de ser una lectura entretenida y apasionante.