Tres juegos simples para probar el mundo del rol

Por Lisandro Suarez Poch Notas Rol

Calculo que para este entonces toda persona con un minimo interes geek debe conocer que es Dungeons & Dragons o Calabozos y Dragones gracias a su reiterada aparición en programas como The Big Bang Theory o Stranger Things, pero nunca viene mal hacer una breve recapitulación.

Dungeons & Dragons es un juego de rol publicado por primera vez en 1974. Se lo llama juego de rol debido a que los jugadores toman el rol de un personaje (en este caso un personaje medieval fantástico como por ejemplo un elfo asesino) y tienen que jugar “interpretando” a ese personaje. No necesariamente hablando como él, pero si tomando decisiones como si fuese ese personaje, teniendo en cuenta su historia, la situación en la que se encuentra y demás factores. Para esto cuenta con la total libertad de hacer lo que se le plazca, y realmente es lo que le plazca. Si le parece correcto romperle una copa de cristal en la cabeza al rey corrupto que los invito a un banquete, está en su libertad de hacerlo. Solo que el resultado de dicha acción está determinado por lo que dicen los dados y el DM (Dungeon Master) decidan.

Los dados son una parte muy importante del rol, son lo que les da la característica de juego y un nivel de  aleatoriedad que mantiene la historia interesante y impredecible. Normalmente los juegos de rol al estilo Dungeons & Dragons solo necesitan de papel, lápiz y un par de dados; aunque siempre se puede aumentar la experiencia de juego agregando miniaturas y  demas chiches. Otro aspecto importante es que estos juegos suelen necesitar el papel de un DM, encargado de narrar los sucesos y ser quien tiene la palabra final de como suceden las cosas. Es la autoridad máxima dentro del juego.

Sin lugar a dudas jugar Dungeons & Dragons es una experiencia increíble, pero para muchos es un poco intimidante de meterse sin conocimiento previo. Los manuales de D&D tienen el tamaño de un libro grande y son más de uno, sin contar que después hay que explicarselo a las personas con las que se quiera jugar. Por eso les voy a mostrar tres juegos de rol súper simples para dar sus primeros pasos al hermoso mundo del rol con tan solo un par de dados de seis caras que podemos conseguir de cualquier juego de generala que tengamos dando vueltas por la casa.

Everyone is John (o Todos son Juan)

Este es probablemente el más popular de los tres que voy a explicar en esta nota. Se basa en un día en la vida de John, con la particularidad de que John es un hombre con esquizofrenia, y tiene voces que le hablan y lo controlan tomándose turnos. Estas voces son interpretadas por los jugadores mientras que John y todo lo qué pasa en sus alrededores es narrado por un GM (Game Master). Cada voz dentro de la cabeza de John tiene sus propios objetivos y habilidades, y depende de los jugadores lograr que John cumpla sus objetivos. Realmente es un juego muy fácil de jugar, sobre todo si el GM es un hábil narrador de historias y está predispuesto a que los jugadores tomen los rumbos más bizarros posibles (porque créanme, va a pasar). Lo único que me hace un poco de ruido de este sistema es el aspecto competitivo y la forma de interactuar por turnos en los que solo una persona interactúa con el GM a la vez. Más allá de eso es un juego increíble que va a sorprender a más de un grupo de amigos.

Roll for shoes

Este es un juego de rol tan simple que sus reglas constan nada más de ocho renglones. Me topé con el navegando por Reddit y me llamo inmediatamente al atención. Se trata de un sistema de rol universal, lo que significa que no está regido a ningún escenario en particular (a diferencia del Dungeons & Dragons que es un juego de fantasía medieval) sino que puede ser adaptado a cualquier universo que se les ocurra; se puede situar tanto en un mundo futurista como en la Edad de Piedra, pasando por todos los matices que se les ocurran. También necesita el papel de un GM y este tiene la divertida tarea no solo de narrar la historia sino d sin entrarle habilidades a aquellos jugadores que realizan su acción de manera perfecta. Este es otro juego que depende los jugadores y el gm puede tornarse bizarro inmediatamente, pero tranquilamente podría narrar una historia seria.

Honey Heist

Este último lo encontré en el libro de cronograma de una geek out fest y me alegro mucho haberlo hecho. De los tres probablemente es el más complejo, aunque realmente no es nada complejo. Se trata de un grupo de osos que intentan robar una gran convención de miel. Los jugadores toman el papel de diferentes razas de osos con sus habilidades y tienen que llevar a cabo su plan maestro. Pero para lograrlo tienen que balancear su accionar entre su personalidad de criminal maestro y su instinto animal de oso y el plan fallará desastrosamente.

Antes de cerrar esta nota quiero hacer un disclaimer rápido, si bien a mi me fascina el mundo del rol, entiendo que no es algo para todo el mundo. Es entendible si alguien no tiene ganas o no se siente cómodo interpretando el rol de otro personaje durante unas horas. A lo que quiero llegar es que si leyendo esta nota te dan ganas de probar alguno de estos sistemas tengas en cuenta con quien hacerlo ya que la gente con quien jugamos es el factor más importante para que el juego salga bien y todos la pasen de diez.