Dragon Ball Super: Broly (2018) – Todo lo que un fan deseaba

Por Rodrigo Yoel Serra Cine y series

Antes de comenzar a hablar quiero aclarar dos cosas. Primero, es una nota que va a contener algunos SPOILERS, así que si aún no viste la película te invito a retirarte. Segundo, esto no es una critica, voy a hablar desde mi punto de vista, o sea que voy a tirar la objetividad a la mierda y voy a hablar como todo fan de Dragon Ball que soy, de como volví a ser un nene mirando esta hermosa película. Sin más dilación, comenzamos.

Historia

Esta película trata sobre algo que ya conocemos de sobra, de como los Saiyan cayeron en las manos del temible Freezer, de como su raza llego a la “extinción” y el origen de nuestro querido Goku, pero en esta ocasión con algunos cambios que no hacen otra cosa que mejorar muchísimo la historia de Dragon Ball, ya que estos vienen de la mano de Toriyama, que desde Dragon Ball Z: Battle of Gods (2013) está más metido que nunca en la creación de los guiones y los personajes. Ahora pasare a hablar de estos cambios, comenzamos con el padre de Goku, el gran Bardock. En comparación con la película mas antigua de este personaje, en esta conocemos a un Bardock mas sentimental, que se preocupa por su familia y por su hogar. Cuando él sospecha que Freezer planea lo peor, es decir, destruir el Planeta Vegeta, busca a su hijo Goku y lo salva de ese terrible destino al ponerlo en una capsula y mandándolo a un planeta seguro, la Tierra, aquí es cuando presenciamos uno de los momentos mas cargados de emociones y triste de la película. Vemos como un pequeño Goku, asustado y confundido observa a su padre y, ahora es cuando puedo hablar de otros de los cambios que hace esta película, y es la inclusión del personaje de Gine, la madre de Goku, que también está allí junto con Bardock despidiéndose de su hijo. Si ya leyeron Dragon Ball Minus, un pequeño manga donde Toriyama ya había incluido a este personaje notaran que esta escena es sacada de ahí. Estos dos cambios, un Bardock más sentimental y querible, y la inclusión Gine, que, si bien está pocos minutos en pantalla, pero se los roba y se hace un personaje que a nadie puede disgustar, son necesarios para darle mas trasfondo a una historia que no estaba muy pulida, la escena de despedida es bastante dura y a mas de uno se la habrán puestos los ojos lagrimosos. Haciendo un pequeño paréntesis, quería aclarar que, aunque lo mostraron mas sentimental al personaje, sigue siendo el mismo Bardock con huevos, que no le importaba nada y cuando tenia que pelear lo hacía. La mítica escena de él yendo de frente contra el ejercito de Freezer y tratando de devolverle la bola destructora que tira contra el planeta está presente, aunque más corta ya que eso lo vemos en otra película, y eso se agradece muchísimo, ya que si obviaban esa escena me iba a enojar muchísimo. Al mostrarnos una faceta mas sentimental de Bardock, que se preocupa por su hijo y al dejarle esa actitud tan fuerte que lo marcaba de la otra película, en mi opinión, no hizo mas que mejorar a un personaje que ya era digno de respeto.

Bardock y Gine en Dragon Ball Super: Broly

Ahora vamos a hablar de Broly, que también viene cargado con algunos cambios, que como a Bardock le sientan de maravilla. El Broly que conocimos anteriormente era un personaje muy plano, que se la pasaba gritando “Kakarotto” y que la verdad su motivación para luchar era casi nula, al Broly de esta película se la da otro trato, nos muestran lo difícil que fue su infancia al ser desterrado de su planeta y de los malos tratos que le daba su padre, que lo crio solamente para pelear, cuando a él no le interesaba mucho esa vida. La motivación que lo lleva a pelear esta vez es mejor llevada, tiene mas fundamento, ya que lo hace porque su padre se quería vengar de Vegeta, y Broly al ser un buen hijo y al querer mucho a Paragus, su padre, se lanza a pelear. Una de las cosas que más dota a Broly como un personaje que no es solo un loco que va a buscar la lucha, son los dos nuevos integrantes del ejercito de Freezer, ellos son Cheelai y Lemo, que entablan una buena relación con él, lo ayudan a sociabilizar mas y alejarse un poco del “tirano” de su padre. En resumen, vemos a un personaje con una historia mas trabajada y no a un sádico loco como lo conocíamos en el pasado, aunque al momento de pelear esto último cambia un poco.

Cheelai                                                                                                                                                                                     

Lemo                                                                                                                                                                                                              

Después de aproximadamente mitad de película, donde nos muestran la historia e introducen a los nuevos personajes de los que ya hablamos, es donde arranca todo lo que un fanático de Dragon Ball quiere: las piñas. Cuando dije que en el momento de pelear las cosas cambian no lo dije en vano, Broly al perder el control es una maquina de pelea que deja a Goku, Vegeta y Freezer en ridículo. Lo único que puedo decir de esta segunda mitad es que es increíble, las coreografías de pelea son espectaculares, la acción no para ni un segundo y lo mejor es que a medida que avanza la pelea Broly se va haciendo mas y mas fuerte a cada minuto, hasta que llega un momento en que la tensión es tan grande que no sabes como van a hacer para parar a ese ser indestructible. Y todavía no toque la mejor parte, esta es cuando aparece Gogeta y se va todo tan a la mierda, la pelea, los poderes, el lugar en el que están peleando, etc., que uno mismo, sentando en la butaca del cine, no puede despegar los ojos de la pantalla, ya que si parpadeabas probablemente te perdías algo espectacular.

Dibujo y animación

Si bien las últimas dos películas de Dragon Ball, las cuales son Dragon Ball Z: Battle of Gods (2013) y Dragon Ball Z: Fukkatsu no F (2015) gozaban de un buen dibujo y animación, estos últimos años debido a Dragon Ball Super, los fans y me incluyo, estábamos bastantes preocupados por este apartado, pero además muy entusiasmados debido a los increíbles tráilers que nos mostraron. Para no alargar las cosas debo decir que la película cumplió y muchísimo, tiene un dibujo y animación que es increíble, las peleas están cuidadas hasta el más mínimo detalle, la verdad que es un deleite ver esta película en cine, en un muy buen cine, uno de verdadera calidad en todos los aspectos. Hasta los momentos en el que usan CGI están muy bien implementados y molestan muy poco, solo si sos una persona muy quisquillosa. En conclusión y para terminar, ya que este es un tema del que no se demasiado, debo decir que tiene un muy buen dibujo y animación, que cumplieron con lo que los fanáticos pedíamos.

Vegeta en Dragon Ball Super: Broly

Goku en Dragon Ball Super: Broly

Goku y Broly en Dragon Ball Super: Broly

Soundtrack

Desde mi más humilde punto de vista creo que la musicalización de esta película es de las mejores de toda la saga. Tiene música muy buena para cada momento, para la despedida de Bardock y Gine hacia a Goku, que te va a hacer sentir un poco triste, para la pelea de Goku, Vegeta y sobre todo Gogeta contra Broly, que cargan con una acción increíble a la batalla y que te van a dejar manija a mas no poder. Les voy a dejar aquí algunos de estos soundtrack para que disfruten.

 

Para terminar y se que no me voy a confundir, esta es la mejor película de Dragon Ball hasta la fecha, tiene todo lo que un verdadero fan podría desear, primera mitad de película con una muy buena historia y presentando temas interesantes, y la segunda mitad todo dialogo, todo guion, desaparecen y es pura piña, destrucción y momentos de acción excelentemente llevados, son realmente unos cuarenta minutos que parecen diez de lo llevadero que es. Les aconsejo que traten de verla si o si, no los va a decepcionar si son verdaderos fans de esta franquicia.

¡Dragon Ball te amo, Dragon Ball por siempre!