Game of Thrones (2011 - 2019): El comienzo del final

Por Rodrigo Yoel Serra Cine y series

Falta menos de una semana para el estreno de la última temporada de Game of Thrones y como no puedo más del hype tuve la idea de escribir esta nota, contándoles desde mi punto de vista porque esta serie se hizo tan famosa y el porque es considerada una de las mejores series en la historia de la televisión. Obviamente esta nota estará llena de SPOILERS, así que léanla solo si están al día.

Ned Stark en Game of Thrones 

Adictiva desde el primer episodio

Comparada con las siguientes temporadas se podría decir que la primera es medio lenta, ya que nos van mostrando a las diferentes casas e introduciendo un numero bastante grande de personajes, lo que al principio nos puede marear un poco. Dejando de lado esto, ya desde el comienzo del episodio nos atrapan con dos simple escenas. La primera es la del inicio, cuando nos muestran a un White Walker por primera vez y como los exploradores del muro corren aterrorizados al verlo, la segunda es cuando Ned ejecuta a uno de los hombres que vimos al inicio, porque deserto del Muro. Son cosas muy simples pero que nos van metiendo en la trama de a poco y nos generan dudas que vamos a querer resolver, por lo que no queda otra que seguir mirando un episodio tras otro. Pero los mas impresionante de este primer episodio pasa al final del mismo, vemos al pequeño Bran Stark (miembro de una de las familias protagónicas de la serie, presentando en ese mismo episodio) trepando una de las torres de Winterfell, al llegar a la cima se encuentra con una escena un tanto incomoda, ve a Cersei Lannister, la Reina y a su hermano Jaime Lannister, Lord Comandante de la Guardia Real manteniendo relaciones sexuales. Al descubrirlo Jaime se acerca a él y después de tener una pequeña platica lo empuja desde lo mas alto de la torre mientras pronuncia: “Lo que hago por amor”. No solo nos quedamos con la boca abierta al observar a Bran, un personaje de una de las familias protagónicas cayendo desde muy alto a lo que podría ser una muerte segura, si no, que conocemos la verdadera naturaleza de dos personajes que son muy respetados por todo el reino, ni mas ni menos que la Reina y su querido hermano, un Lord Comandante. Al finalizar el episodio todos nos quedamos impresionados y necesitamos si o si ver el siguiente para saber si el pequeño Bran sobrevive y si los Lannister pagaran lo que acaban de hacer, es solo el comienzo de la primera temporada y ya hay varias cosas que nos dejan enganchado a la serie y no son nada comparado con todo lo que nos espera más adelante.

Las casas de Game of Thrones

Cierre de temporada magistral

A medida que avanza la primera temporada todos los espectadores y no creo que exista uno que diga lo contrario, nos encariñamos con Ned Stark, Mano del Rey, cabeza de la familia, buen esposo, buen padre y el hombre con mas honor en todo Westeros. La mayoría lo quería como Rey y muchos pensamos que al final de la serie lo veríamos sentando en el Trono de Hierro, y no lo digo solo porque era un personaje querido, si no porque es el personaje mas importante de esta primera temporada, casi toda gira en torno a él, se le da mucha importancia a su vida y a cada decisión que toma, por eso al llegar el episodio nueve ninguno se esperaba lo que iba a suceder. Los pongo en situación para los que no recuerdan bien, en episodios pasados Ned descubre que los hijos de Cersei, es decir Joffrey, Myrcella y Tommen no son realmente los hijos del Rey Robert, sino que son fruto de la relación incestuosa con su hermano Jaime, por lo que el príncipe Joffrey no es más que un bastardo y no es el verdadero heredero del trono, esto no es mas que una carta que Ned puede usar para su propio beneficio, pero está tiene doble filo, ya que lo pone en peligro. Finalmente el Rey Robert termina falleciendo debido a una herida provocada por un jabalí, en sus últimos momentos de vida escribe una carta cediendo el trono a Ned hasta que su hijo Joffrey sea mayor para gobernar (Ned no le cuenta la verdad sobre sus hijos, ya que no quería que muriera con esta triste noticia), después de esto Robert muere y Ned va hacia Cersei mostrándole la carta, ella la rompe y lo encierran en un calabozo bajo los cargos de traición, ya que desde su punto de vista le quiso hurtar el trono al legitimo heredero. Pasan los días y Ned sigue preso, hasta que decide confesar su “traición” para que lo liberaran y lo lleven al Muro donde podrá pagar su crimen. Todo iba bastante bien hasta acá, Ned confesaba, lo mandaban al Muro y desde ahí podía pensar como derrocar a Joffrey y Cersei, pero no, no todo es color de rosas en esta serie (y eso es lo que la hace tan única). Inmediatamente después de confesar el niño/rey caprichoso de Joffrey se pasa por las bolas lo que había prometido y ejecuta a Ned, enfrente de sus dos hijas, Sansa y Arya. Acá es donde cada espectador pensó: “Esta serie es distinta, acaban de matar al protagonista sin parpadear, de la forma más cruel posible ¿Ahora como seguirá la historia?” y así es como todos quedamos enganchados de esta gran serie.

Ned Stark en su ultimos momentos de vida.

Pero acá no acaba la cosa, esto apenas sucede en el episodio nueve, en el diez pasa otra de las mejores cosas de la primera temporada y le da un gran cierre a ella. Del otro lado del “The Narrow Sea”, bien lejos de Robert, Cersei y Ned, se encuentra otro continente llamado Essos, aquí se presenta a Daenerys Targaryen, una de los últimos sobrevivientes de la casa Targaryen, la cual domino Westeros en tiempo pasado y fueron derrocados por el actual Rey Robert, en el evento al que fue llamado “La rebelión de Robert”, encabezada por este ultimo y su gran amigo Ned Stark. Ella sobrevivió junto a su hermano Viserys escapando al otro continente. Los Targaryen eran una casa conocida por sus Dragones y es que con ellos conquistaron toda Westeros, pero con el paso del tiempo esta criaturas fantásticas y mágicas se terminaron por extinguir y la magia se desvaneció junto con ellos, provocando así la caída de la gran casa. En paralelo a la historia de Ned, esta la de Dany y su hermano, que viven yendo de pueblo en pueblo escapando de los asesinos que Robert manda para así destruir de una vez por todas a los Targaryen. Al final del primer episodio Illyrio Mopatis le da un regalo de bodas a Dany, resultan ser tres huevos de Dragon petrificados, que desde el segundo uno ella cuidara con mucho cariño. Ahora saltamos al episodio diez, el esposo de Dany, Khal Drogo muere, lo despiden con una pira funerario, una estructura grande de madera donde se pone al muerto, se prende fuego y el cuerpo queda calcinado. Al momento de iniciar el fuego Dany se mete allí dentro junto con los tres huevos de Dragon, al terminar la noche y al desaparecer el fuego vemos a Dany salir de entre las cenizas, desnuda y con tres pequeños Dragones, acabamos de presenciar el resurgimiento de un animal extinto, de una criatura fantástica con el poder de acabar pueblos enteros, no solo los dragones han resurgido, sino que también la magia a lo largo de todo el mundo.

Daenerys Targaryen junto a uno de sus dragones. 

La primera temporada nos deja con dos finales impactantes, uno en el continente de Westeros y otro en Essos, llegado a este punto es imposible no querer seguir mirando la serie, ya caemos atrapados dentro del gran universo de “A Song of Ice and Fire”.

 

Claramente me faltan muchas mas cosas de las que hablar, pero seria extender demasiado la nota y meter muchos más spoilers. Todos lo que hago aquí son solo de la primera temporada, por lo que, si alguien quiso leer la nota igual, confió en que saber todos estos sucesos del inicio de la serie lo motiven a verla toda.

Me despido aquí. #ForTheThrone