Mirai no Mirai (2018) – Un viaje nostálgico

Por Rodrigo Yoel Serra Cine y series

Hace casi 2 meses fue el BAFICI (Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente), como tenía ganas de ir me puse a ver que películas daban en esta edición del festival. Después de estar un rato viendo me encontré con esta película y como soy fanático del anime (Ya se habrán dado cuenta por otras notas que escribí), quise ir a verla. Leí solo una pequeña sinopsis de la película antes de ir, la cual ni leí entera y salí del cine con una sensación bastante linda, de felicidad. No esperaba que me generara eso, fui verla sin ninguna expectativa y me sorprendió de una forma muy agradable, por eso decidí escribir esta pequeña nota. En comparación con otras notas que hice, que fueron mas formales, en donde hablaba de la historia, del dibujo, la animación y el soundtrack, en esta ocasión voy a hablar de otras cosas, de una forma mas personal sobre lo que me genero y lo que me hizo pensar este film. Igualmente tengo que empezar hablando un poco de la historia, así que allá vamos. Antes de continuar aviso que contendrá algunas SPOILERS, leer bajo su precaución.

Poster promocional de Mirai no Mirai (2018).

Historia

Esta es la historia del pequeño Kun, un niño que vive con su madre, padre y su mascota Yukko, un pequeño perro. Él es el mimado y consentido de la familia, hasta que llega Mirai, su hermana menor, la cual le arrebata toda la atención y el amor de sus padres. Un día Kun es visitado por la Mirai del futuro y junto a ella vivirá una aventura más allá de la imaginación de cualquier adulto.

Los padres de Kun y Mirai con Yukko de chachorro en Mirai no Mirai (2018).

La mente de un niño

En la pequeña sinopsis que acabo de hacer hable de viajes en el tiempo (y otras sinopsis que leí hablan de lo mismo) pero la película en ningún momento te afirma al %100 que sea así, aunque nos lo hagan creer, y mas por el titulo de la misma. Lo que realmente pasa aquí (y esto es totalmente subjetivo, me puedo estar confundiendo, pero es lo que interprete yo al verla y por lo que me gustó tanto esta historia) es la mente de un niño, es decir, pura y dura imaginación. Para que me entiendan porque digo esto me voy a adentrar un poco en la historia de le película. Muy al inicio, Kun al estar celoso de su hermana la molesta y la termina golpeado con un tren de juguete, obviamente los padres al enterarse de esto se enojan con él y entre llantos se escapa corriendo al patio de la casa, donde ocurre algo muy peculiar. El árbol y el suelo se iluminan de un extraño color azul y mágicamente ese pequeño lugar se convierte en uno enorme, lo que parecería ser el patio de un castillo antiguo, allí aparece el “príncipe” de la casa un extraño personaje que se hace llamar así. Después de una platica no muy larga en la cual este extraño hombre le dice a Kun que el sufrió lo mismo que él, los celos, ya que antes de que Kun llegara a la casa él era el mimado y consentido de la familia. Finalmente descubrimos que este “príncipe” es Yukko, el perro de la familia que llego primero que Kun (lo sabemos por la secuencia inicial de película) y toda esta escena que vimos no es más que Kun usando su imaginación para divertirse, como hace todo nene, cuando termina todo esto el árbol pierde ese peculiar brillo azul que pudimos notar minutos antes. Siguiendo con la línea de todo esto y que para mí es la imaginación del niño vamos a hablar de la primera aparición de Mirai del futuro, esta sucede cuando Kun vuelve a ir al patio ¿y qué creen? El árbol se vuelve a iluminar de la misma forma que lo hizo cuando vio a una versión humana de Yukko. Y no solo se encuentra con su hermana adolescente, el lugar se vuelve a transformar en lo que parecer ser un invernadero bastante grande. Al finalizar la escena lo que pierde el brillo esta vez no es el árbol, si no una mariposa que estaba en el invernadero y traspaso lo que es la realidad, pero perdiendo ese brillo azul característico. Así ocurre cada vez que Kun “viaja en el tiempo”, todo estos detalles que  explique están presentes y la escena del principio en la que habla con Yukko creo que esta para darnos cuenta que no se tratan de viajes en el tiempo (porque ahí no viaja, solo habla con su perro), si no que efectivamente se trata de la imaginación que utiliza un niño, que utilizamos todos nosotros alguna vez, para jugar y pasar el rato, inventándonos historias que podían durar todo un día. Una vez dicho todo esto puedo finalmente hablar del porqué del título, porque decir que es un "un viaje nostálgico".

Kun en Mirai no Mirai (2018).

Kun y Mirai en Mirai no Mirai (2018).

Recuerdos de la infancia

No se si alguno de los que lea esto allá visto la película, pero al verla yo me sentí como un niño devuelta. Esa hora y cuarenta minutos fue un viaje por mi infancia, a cada rato me invadía mucha nostalgia recordando esas tardes de cuando era chiquito y usaba mi imaginación (como lo hace Kun) para divertirme, para inventarme historias, etc., todo lo que hace un niño de esa edad. Es muy lindo recordar esos momentos de la vida de uno y es por eso que esta película, como dije al principio, hizo que saliera feliz del cine, porque me hizo recordar una parte muy buena de mi infancia.

Aunque allá algunos spoilers, no son tan grandes, así que espero que si alguien lee esto y todavía no vio la película le den ganas de verla y espero de todo corazón que sientan lo mismo que yo sentí, que se sientan felices y recuerden a su niño interior. No hagan como muchas personas, que, al crecer, al convertirse en adultos dejan atrás la imaginación, la diversión. No dejen morir nunca a ese niño que llevan dentro, porque ningún adulto puede tener una aventura tan magnifica como esta.